BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 26/03/2017
Carnota
Museo abierto de la historia gallega

La plácida y tranquila playa de Carnota

Monte Pindo

Las largas playas y las suaves formas costeras de Carnota auguran la proximidad geográfica de las Rías Bajas. Además del enorme patrimonio histórico que guardan estas tierras, sus arenales son amplios y una auténtica delicia para quien guste de una playa tranquila.

Desde la punta de Caldebarcos, junto al mágico Monte Pindo, el espacio ecológico de Carnota acoge una variedad importante de especies migratorias. Formando un conjunto único de dunas y marismas con una laguna interior, la gran playa, de 5 km de largo e cerca de 1 km de ancho, está considerada como una de las más hermosas de Galicia.

La extensa playa de Carnota continúa intermitentemente hacia los limpios arenales de Cancelo y de Mar de Lira, donde se encuentra el pequeño puerto de Portocubelo. Desde la parroquia de Lariño y su acogedora playa se puede ver el Monte Louro, pétrea península favorita de los veraneantes de la vecina villa señorial de Muros.

Tierra que besa el mar

Hórreo

Varias toponimias recuerdan el último refugio de la antigua lengua céltica gallega en formas como Carnota, cuya sílaba Carn, muy frecuente por toda Galicia, se refiere a piedras o terrenos rocosos.

Condado de Cornatum en la Edad Media como propiedad de los Trastamara y de los Lemos, quedaron destruidas sus fortalezas desde las Guerras Irmandiñas de 1467, empezando a adquirir preponderancia la villa de Carnota hacia el s.XVII.

Hórreo de Carnota, Monumento Nacional

Carnota

Del siglo posterior son los importantes monumentos de Carnota: la iglesia de Santa Comba, el cementerio, y el hórreo de la casa rectoral. La iglesia patronal de Santa Comba, edificada en cantería sobre planta de cruz latina, resistió el asalto de las tropas napoleónicas en el s.XIX, quienes incendiaron y destruyeron su valioso archivo.

Declarado Monumento Nacional, el Hórreo de Carnota y su tradicional palomar son un típico ejemplo de la arquitectura rural gallega. Construido en sólida cantería por Gregorio Quintela, el Hórreo de Carnota es el segundo más grande de Galicia, con 34 m. de largo y 11 pares de columnas o pies. Ocupa la primera plaza el Hórreo de Araño, el más largo del mundo con 37 m. de longitud.

Enlaces

Hemeroteca