BUSCADOR






23º Año - 5ª Época - 26/06/2019
Actualidad
24-02-2000

UN PERCEBEIRO EN BUSCA DE NUESTRO PASADO

Suso Lista, un percebero de Corme anda empeñado en darle la vuelta a la historia local. Su trabajo le deja mucho tiempo libre -en el 98 tan solo pudo ir al percebe setenta y siete días en todo el año-, de manera que emplea los días en su afición favorita, que es la de recorrer los montes de la zona en busca de pruebas o restos arqueológicos con los que poder enseñarle a sus vecinos el verdadero pasado hitórico del lugar. A principios del mes de febrero Suso encontró, en uno de sus recorridos, una piedra llena de inscripciones grabadas en la piedra, y de formas diversas, de esas que los científicos llaman "petroglifos". Suso lo ha contado en Radio Bergantiños-Cadena Ser "He llevado la sorpresa más grande de mi vida ya que siempre anduve buscando algo por el estilo". Aquel día, del gran descubrimento, Suso se dejó llevar por su intuición y cambió la ruta habitual hacia Gondomil para desviarse hasta otra banda, hacia una zona en la que nacen dos ríos. Después de un buen trecho lleno de dificultades y cansado de tanto andar, se echó un rato a descansar sobre unas rocas y, en medio de un pitillo, fue cuando le pareció divisar algo alla abajo que andaba medio oculto entre los tojos y las silvas. Suso dio un salto, y su corazón ya había dado antes otro, y se dirigió hacia aquello que resultó ser una gran piedra y que contenía símbolos grabados en su cara externa. Aunque no supo interpretarlos esta fue para el una pruea de que el entorno debía estar poblado hace miles de años por seres humanos de los que aún seguramente los cormelanos llevan vestigios en su sangre. "Aquí en Corme tiene que haber muchos más restos de estas o de otras características" -advierte Suso Lista-, "pero será que aún hay que tener más paciencia". El percebero no se explica como en la actualidad, y con los medios ya existentes, no se pone un mayor empeño por parte de los especialistas para aclarar nuestro pasado. No comprende como las leyendas siguen siendo gran parte de la explicación de los restos históricos que afloran en estos lugares, como por ejemplo en el caso de la "pedra da serpe" de Gondomil, a la que parece ser que no se le ha encontrado otra procedencia más científica que la de conmemoración de la hazaña hecha por Santo Adrián cuando echó a las serpientes del lugar. Suso cree que las leyendas pueden servir de punto de partida para una investigación de carácter serio, y pone como ejemplo algunas hurnas de las que hablan los marineros: "En una de ellas segun los viejos del lugar, hay una puerta tras la que se esconden unas escaleras y dentro hay playa y todo", dijo Suso en la radio. Él dice que, por el momento, se tiene que conformar con los cuatro libros de siempre en los que se recogen algunas de las investigaciones de los arqueólogos e historiadores: "A mi quien me diera el archivo de Simancas, que estaría todo el día pegado a él", -comentó. Antes, en la asociación de Vecinos de Corme disponían de conexión a Internet pero un día el Ayuntamiento la cortó, y ahora Suso se ha quedado desconectado del mundo que existe más alla de esos libros. A Suso Lista le queda la esperanza de poder encontrar más restos ocultos entre los tojos de los montes por los que patea, y después de su hallazgo está aún más convencido de que va a ser así. Ahora tan solo hace falta que los investigadores dejen de jugar a las leyendas y se pongan a trabajar con seriedad para poder aclarar la oscuridad de nuestro pasado primitivo. Esta es la llamada urgente de este joven percebero que espera la llegada del momento en el que haya nuevos restos arqueológicos con los que darle la vuelta a la historia de Corme. (La entrevista con Suso Lista fue emitida el pasado día 7 de febrero de 2000 en el programa "Vivir en Bergantiños", de Radio Bergantiños-Cadena SER).

Enlaces

Deja aquí tu comentario








Hemeroteca