BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 26/03/2017
Carballo
Una de las nuevas ciudades gallegas

Monumentos de las tierras de Carballo

Praza

En la parroquia de Aldemunde se encuentran los restos de la Pedra Moura, dolmen que se cree que fue construido por una moura, personaje gallega hermana de las mauras irlandesas, que trajo las piedras en la cabeza al tiempo que hilaba en una roca y daba de mamar a un niño. Cerca de la Pedra Moura, en la parroquia de Sofán, se encuentran los castros de Guntián y de Cotomil, que muestran parte de los muros de defensa.

En las tierras de Carballo se conservan varias casas nobles de alto interés, entre los que destaca el Pazo do Souto, en Sísamo, edificado en el s.XVII por un inquisidor de la iglesia católica de Santiago y hoy rehabilitado para servicios hosteleros. Otros pazos de la comarca son el de Vilardefrancos y As Pallas, en la parroquia de Artes, ambos del s.XVII, el Pazo de Gontade, en Ardaña, y el Pazo de Louride, en Rus. En cuanto construcciones religiosas se debe visitar la iglesia parroquial de Sísamo, del s.XII, y el cruceiro e iglesia barroca de Rus, en cuyo interior existe una gran cruz de plata del s.XVI y un interesante retablo.

Carballo tiene buenos accesos al mar de la Costa da Morte, estando a corta distancia los lugares turísticos de Malpica, Corme, y especialmente Razo, playa por excelencia de los habitantes de la capital de Bergantiños, premiada por sus limpias aguas con el reconocimiento de la bandera azul. El rico ecosistema de Razo-Baldaio se encuentra en la base del Monte Neme, lugar de explotación minera de wolframio desde la II Guerra Mundial.

Entre las mayores ciudades gallegas

Cura en balneario

Carballo es la más importante fuera de los grandes núcleos capitales. Su estructura e idiosincrasia es urbana, con un fuerte arraigo e introducción en su entorno.

La villa es representativa del enorme potencial de toda una región de Galicia: su posición estratégica entre los mayores polos económicos del norte, al ser un ayuntamiento de mar y tierra, motor de una gran área con un enorme potencial de desarrollo, centro de una zona de fortísimos recursos forestales y agropecuarios, convierten Carballo en uno de los mayores atractivos para multitud de empresas e industrias.

Carballo supo aprovechar siempre los recursos de las comarcas que lo rodean para crear empleo en la zona y generar valor añadido a las materias primas: industria conservera, empresas de la madera, transformación, etc.

Carballo es además el lugar donde se concentran los esfuerzos de multitud de familias que llevantaron el país a costa de dejar su país. Como en toda Galicia, todo el mundo o emigró o tiene familiares que están o han estado en la emigración. La estructura urbana de Carballo es, probablemente, el mejor ejemplo de las villas levantadas durante los años sesenta, al edificarse fundamentalmente a partir de la inversión de los emigrantes.

Carballo es pués, un ejemplo de lo más representativo de la sociedad gallega: una personalidad abierta, con iniciativa y capaz de afrontar los mayores retos.

Estación termal y hogar de Alfredo Brañas

Razo

Carballo es una villa moderna, de reciente creación y edificación, nacida con el descubrimiento de sus aguas termales en 1716 y heredera de su disposición y poblamiento actual desde la segunda mitad del s.XX. Carballo es tierra natal de Alfredo Brañas, gran patriota y teórico del movimiento político galleguista, venerado en el Panteón de Gallegos Ilustres de Santiago de Compostela.

Los Baños de Carballo, fuentes de aguas termales sulfurosas manadas a 30ºC. de temperatura, significaron el gran desarrollo de aquella pequeña parroquia de Bergantiños. La constante afluencia de visitantes que venían a curar sus dolencias de piel y reumatismos, motivó la construcción de varios edificios y el establecimiento de transporte regular con A Coruña desde 1850. Casi tres siglos después, la estación termal de Carballo continúa acogiendo a numerosas personas que se benefician de las propiedades curativas de sus aguas.

Carballo es también centro principal de intercambio agropecuario de la zona y tradicional proveedor de pan y madera a la ciudad de A Coruña. Consideradas estas tierras como granero de Galicia durante la hambruna del s.XVIII, son productos típicos de la villa el famoso pan de Carballo y sus deliciosas empanadas, aún elaboradas en muchos casos de modo artesanal. Todos los productos naturales de la comarca se pueden encontrar en las tradicionales ferias y mercados celebrados cada segundo y cuarto domingo de mes. Otro de los numerosos eventos festivos de relevancia en Carballo es la noche de San Xoán, el 24 de junio.

Enlaces

Hemeroteca