BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 19/09/2017
Camariñas
Capital mundial del encaje de bolillos

El eterno vigilante Faro Vilán

Encaixe

La ría de Camariñas es un claro ejemplo de la pequeña ría de la Costa da Morte. Protegida por la Ponta da Barca de Muxía y por el Cabo Vilán, la villa vive de espaldas a un espacio natural hostil en el que despunta el espectacular Faro Vilán, testigo insomne de cientos de naufragios e insigne habitante de esta dramáticamente hermosa costa.

El Faro Vilán, primer faro gallego con suministro eléctrico, mantiene al tránsito marítimo alejado de las afiladas costas de Soneira y señala la proximidad del puerto de Camariñas, uno de los más importantes de Galicia por tonelaje de capturas. El puerto fue ampliado desmantelando el Castillo de Soberán, del que incluso se aprovecharon sus cañones para el amarre de los barcos.

El Castillo de Soberán es punto de partida para excursiones por el espacio natural del cabo Vilán, zona declarada Sitio Natural de Interés Nacional por su gran atractivo paisajístico y riqueza biológica. Por el camino costero trazado al borde de bellos acantilados y playas se llega al Cementerio de los Ingleses, a la ensenada de Trece y Monte Branco, y a la parroquia de Camelle.

Una villa ligada al comercio

Palilleira

Aunque el origen del poblamiento de Camariñas es muy antiguo, como atestiguan los castros celtas localizados en los alrededores, el tiempo histórico determinante para la villa es la Edad Media: el intenso comercio marítimo que el Reino de Galicia mantenía con los Países Bajos impulsó esta técnica propia en parte de la comarca de Soneira.

La característica actividad costurera de Camariñas adquirió gran fama en Galicia y en ciertos mercados internacionales : cerca de 2.000 artesanas trabajan actualmente en labores del encaje, convirtiéndose Camariñas en el lugar del mundo con mayor concentración de personas dedicadas a esta actividad.

Muestra del encaje

Cabo Vilán

Alrededor de esta industria han nacido dinámicas empresas de vocación exportadora, el Centro de Promoción del Encaje, y el Museo del Encaje de Bolillos, que coexisten con la tradicional actividad de las " palilleiras ", mujeres de gran destreza en la confección del producto rey de Camariñas. En los días de buen tiempo, es posible observar a las palilleiras trabajar en grupos delante de las casas, conformando una entrañable estampa turística.

Camariñas se vuelca en la promoción de su producto emblemático durante la Fiesta del Encaje, celebrada cada primavera, donde se muestran las soberbias creaciones de paños, manteles, lienzos, etc. Otra festividad aquí importante es la procesión marítima de la Virxe do Carme en julio.

Enlaces

Hemeroteca