BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 21/07/2017
Camelle
Puerto y estación de salvamento

La Estación de Salvamento Barbeito y Cía.

Camelle

Camelle y Arou, posibles emplazamientos vikingos en la Edad Media, son los pueblos de la Costa da Morte que más naufragios han contemplado. Desde el año 1898, la Estación de Salvamento Barbeito y Cía se dedicaba a la extracción de chatarra y despiece de barcos naufragados, estando dispuesta a intervenir en cualquier ayuda y apoyo. Durante mucho tiempo, fue Camelle el centro de recepción de náufragos, de representantes de compañías de seguros, de personal de aduanas y de cónsules de varios países, ya que era en las oficinas de salvamento donde se practicaban las primeras diligencias.

Naufragios

Campá

Se ha relacionado, poco rigurosamente y con muchas dudas al respecto, el elevado número de naufragios en la Costa da Morte a una práctica históricamente documentada : la piratería de tierra. Los piratas de tierra, menos conocidos y populares que los de mar, actuaban principalmente en los finisterres celtas de Bretaña, Cornualles, Gales, Galicia e Irlanda. Mediante la colocación de antorchas en los cuernos de las vacas, se desorientaba a los barcos, algunos de los cuales naufragaban y esparcían por toda la costa su apreciada carga.

Frente a esta "leyenda negra", no bien documentada y oscura, de carácter ficticio y no real, cabe señalar las sí bien testificadas históricamente ayudas prestadas por los vecinos a los náufragos.

En muchas ocasiones los habitantes de estos lugares arriesgaron incluso sus propias vidas para salvar a quienes habían sido víctimas de uno de los mares más violentos del mundo.

La mayor parte de los vecinos de Camelle y Arou recuerdan todavía historias de los no lejanos tiempos de naufragios, atesorando reliquias de los más célebres : En la iglesia del Espírito Santo de Camelle, se conserva la campana del buque inglés City of Agra, naufragado el 3 febrero 1897 en frente de Arou. De los 61 tripulantes, las valerosas gentes pudieron salvar a 32 marineros, arriesgando sus propias vidas como en tantas catástrofes marítimas ocurridas en estos lares.

Espacio Natural de Interés Nacional desde 1933

Museo de Man

Camelle es punto de partida para conocer la costa más agreste por un sendero costero que lleva hasta el Cabo Vilán y Camariñas. En el puerto de la parroquia, se puede visitar el museo de Man, un original germano que escogió Camelle para vivir su existencia dedicándose al arte de hacer pinturas y esculturas con los materiales que le entrega el mar.

Arou es el último pueblo en el camino costero hasta Camariñas. En este marco natural de incomparable belleza se encuentra el Monte Branco, homónimo al del esteiro do Anllóns, y la ensenada de Trece. Cerca del vigilante faro Vilán se esconde bajo la espuma la mortal Ponta do Boi, negro lugar que ha destrozado por lo menos a 8 barcos en el último siglo, entre ellos el trágicamente conocido buque inglés Serpent.

Enlaces

Hemeroteca