BUSCADOR






23º Año - 5ª Época - 21/09/2019
Marea de vida. La marea negra tuvo respuesta ayer en Santiago.

Marea de vida

La mayor manifestación de la historia de Galicia. Todas las previsiones fueron superadas: las principales vías de acceso a la ciudad se colapsaron; incluso se tuvieron que abrir los peajes de las autopistas para facilitar la circulación. Los actos previstos por los convocantes tuvieron que ser repetidos, pues la plaza del Obradoiro volvió a llenarse después de terminar el primer turno; aún así, miles de personas no lograron llegar a tiempo para estar presentes en los actos. Todo esto bajo una persistente lluvia que hizo que esta Gran Marea de Vida se escondiera bajo una capa de paraugas.

Acudieron a la manifestación representantes de la oposición ( el PP no acudió al no llegar a un acuerdo sobre el contenido final del manifiesto), organizaciones de ecologistas, asociaciones cívicas, sindicatos y personas de diferentes países al considerar este problema como una cuestión global; pero, sobre todo, acudió el pueblo gallego, que respondió en masa al llamamiento y pudo conmoverse con el manifiesto leído por Mauel Rivas y en el que proclamó que Galicia es hoy la humanidad que grita: Nunca más!.

El Rey, en su visita a las zonas afectadas acompañado de Fraga y Rajoy, hizo primero una inspección aérea de las costas y después paró en Muxía y Laxe. En Muxía bajó a la playa a hablar con los voluntarios y se dirigió a la prensa para pedir que como en Fuenteovejuna, todos a una y que ya bastaba de fotos demagógicas. Suponemos que se refería a las que en ese momento le estaban haciendo a él, no a las que se hicieron el domingo 1 en Santiago.

Pero frente a esta marea de vida está la de muerte; pues numerosas manchas de chapapote siguen llegando a las playas e incluso están entrando en la ría de Arousa. Mientras, el núcleo de la Gran Mancha sigue ameazando la costa, más de 550 quilómetros de la cual están ya afectados.

La nota desalentadora la pusieron los vecinos de Muxía, que llegaron a increpar a los voluntarios por las protestas que realizaban. Sobre esta actitud de los vecinos ya se han hecho públicas más quejas de los voluntarios.

Hemeroteca