BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 26/05/2017
O Pindo
Alto y agreste Olimpo Celta

Casa de las antiguas deidades gallegas

O Pindo

La aldea de O Pindo se va encajando a lo largo del estrecho margen costero trazada por la unión de tierra y océano. Junto a las casas está la playa de San Pedro y un pequeno puerto abrigado, igual que el de Quilmás, donde reparaban los normandos las embarcaciones dañadas en sus incursiones guerreras por Galicia.

El Monte Pindo se considera Olimpo Celta gallego por su brumosa leyenda y geografía. Su relieve áspero y desnudo está cubierto de miles de rocas de granito rosa, de misteriosas y fantásticas formas. De viaje por estas tierras, el Padre Sarmiento escuchó que en el Pindo crecían hierbas sanadoras de toda enfermedad, y que en las rocas del Monte se practicaban ritos de culto a la fertilidad.

Si la inaccesibilidad del Monte y su cumbre engullida por eternas neblinas hicieron creer que en la cumbre habitaban los atemporales regidores de los mortales destinos, la misma condición recóndita e inhóspita, y sus miles de peñascos laberínticos de extrañas figuras, sirvieron de refugio en este siglo a los guerrilleros republicanos que aqui se refugiaron durante y después de la Guerra Española de 1936.

Paraje de gran belleza natural

Ézaro

Culminando a 641 m. sobre la ría de Corcubión, la panorámica figura del Monte Pindo domina todas las tierras del Fin del Mundo. En los días despejados, el Pindo se entretiene con los tonos marinos y atmosféricos, reflejando la luz diurna en colores camaleónicos que varían del rosa al gris.

El espacio natural del Monte Pindo encuentra su complemento marino en la cascada de Ezaro, uno de los sitios más espectaculares de toda Galicia. Unico lugar en Europa donde el agua del río Xallas, procedente de Dumbría, caía espectacularmente en cascada en las aguas atlánticas, creando un pozo de 16 m. de profundidad. El aprovechamiento de este salto para producción hidroeléctrica ya no permite contemplar el magno espectáculo, pero el paisaje posee todavía una incontestable belleza.

Enlaces

Hemeroteca