BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 21/07/2017
ARENAL DE CARNOTA

Hermosa y kilométrica playa de Carnota

Carnota

Las largas playas de Carnota son una premonición de la proximidad geográfica de las Rías Bajas y de la gran peligrosidad de estas costas, como así lo indica el elevado número de naufragios ocurridos principalmente en los arrecifes de las Islas Lobeiras y Carromoeiro.

El paisaje de la linea costera desde O Pindo hasta Muros es único : altas montañas descienden constantemente hacia el Atlántico, creando una breve y estrecha plataforma antes de morir en forma alterna de playa o roquedo.

El espacio natural de Carnota incluye una gran playa de 5 km. de largo y 1 km. de ancho, paralela a la cual discurre un cordón dunar que contiene por el norte una rica marisma y lago interior. Además del bello paraje de estas tierras, y de la armoniosidad de su poblamiento, se encuentran en las proximidades varios centros de interés turístico como son el hórreo de Carnota y la villa de Muros.

Los cielos de Carnota están vigilados por el Monte Pindo e por algunas de las aves que allí habitan, como el Mirlo azul (Monticola solitarius), el Halcón peregrino (Falco peregrinus), o el Cuervo (Corvus corax). De todos modos, este ecosistema goza de renombre por ser hábitat de varias especies de aves acuáticas y limícolas, y como lugar escogido para invernía y cría de ciertas aves migratorias, entre las que destaca el Chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus).

Enlaces

Hemeroteca