BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 25/03/2017
MONTES DEL PINDO

Olimpo celta gallego

Monte Pindo

La geomorfología del Monte Pindo, repleta de relieves en forma de bolas de granito simulando esculturas y gigantes míticos, ha marcado la tradición que sitúa en este lugar la montaña sagrada de los celtas gallegos. Existen sobre el Pindo abundantes leyendas sobre tesoros, serpientes de siete cabezas, hadas desnudas y encantadas, sacrificios... e incluso hasta recientes épocas se practicaban ritos de culto a las rocas antropomórficas y a la fertilidad.

El legendario y alto Pindo tiene su complemento marino en las dunas de Carnota y en la cascada de Ezaro, único lugar en Europa onde un río cae en 100 m. de desnivel sobre las aguas del océano. Espectáculo ahora raramente observable por los embalses construídos en Dumbría, se cuenta que detrás de la cascada existe una puerta mágica vigilada por brujas que llevará bajo el río al joven que se atreva a pasar, pudiendo entonces casarse con una bella princesa encantada y poseer una gran fortuna.

Una gran joya botánica.

Halcon

Encontrada unicamente en el Monte Pindo, es el Roble enano (Quercus lusitanica) : Endemismo ibero-occidental norafricano en peligro de extinción, ausente de todo el territorio gallego, se encuentran en el Pindo varios ejemplares de esta especie de alto valor ecológico, que coexiste con otros robles como los Quercus robur y Quercus pyrenaica, con pinos como el Pinus Pinaster, Pinus radiata y Pinus sylvestris, y también con Laureles (Laurus nobilis), Acebos (Ilex aquifolium) y el endemismo del norte peninsular de la Fritillaria pyrenaica.

Enlaces

Hemeroteca