BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 27/04/2017
RUTAS POR CARBALLO

RUTA 1

Carballo

Salir de Carballo hacia a Razo. Al llegar a As Torres, girar a la derecha hacia la parroquial de S. Breiximo (Verísimo) de Oza, interesante por el "Santo da Casaca" de su fachada y por su majestuoso retablo ( el santo y el retablo son barrocos, del S. XVIII). Antes de llegar a dicha iglesia hay un pequeño oratorio.

En la propia aldea de As Torres, giramos a la izquierda, por la carretera que va a Cances. Al lado de la entrada a As Torres, se observan las bases cuadrangulares de la torre derrumbada por los irmandiños. En el propio lugar de As Torres, de estructura medieval, se conserva en el dintel de la puerta de la casa central una inscripción antigua.

Saliendo de As Torres en dirección Serantes, se encuentra en una encrucijada un cruceiro muy trabajado -representa una custodia-. Las siguientes aldeas, Serantes do Medio y O Rodo mantienen la tipología urbanística rural (hórreos con celeiro, etc.). En O Rodo, trechos de la calzada romana Coruña - Corcubión o Vía Per Loca Marítima. Siguiendo hacia Cances, en el campo a la izquierda, se levanta un pequeño castro (el de Oza), de perfecta hechura cilíndrica. Cances cuenta con algunas casas de apariencia señorial y con un imponente castro con antemurallas, donde vivían las "Mouras Loiras", y en la parroquial de San Martiño se encontraron sarcófagos cubiertos de teja, tardorromanos o suevo-visigóticos.

De Cances seguir la carretera a Malpica hasta el siguiente pueblo, Vilariño. Allí, caminar a pie por la pista del Monte San Amaro (uno de los terrenos más viejos de Europa) hasta la Feira de Leiloio, concello de Malpica, foco comercial medieval (y, tal vez, romano), al pie de otro castro, bordeando el Monte Neme hasta subir a él por una pista señalizada: hermosa panorámica de toda la comarca de Bergantiños, en cuya cumbre se supone que hubo un cronlech donde se sentaban las meigas bergantiñanas en el aquelarre de la noche de San Xoán, para planear las travesuras del siguiente "curso". También hubo la ermita de Santa Cristina, para desterrar el mal, con sus hierbas sanadoras.

Bajando del Neme y cruzando Aviño (Malpica), pueblo hecho con las piedras de la derrumbada fortaleza del mismo nombre, seguir la carretera hacia la Santa Mariña. En la playa de Razo se ve en el mar el Baixo de Galilea, con la leyenda de esta ciudad asolada por no acoger a la Sagrada Familia. El Cantil de Razo es una playa fósil. Siguiendo hacia Lema, ver la Torre Pardiña, un castro reutilizado por los romanos como torre de vigía. Antes de Lema, en un alto, se encuentra la ermita de Santa Eirena do Castrillón (sobre un castro): dice la leyenda que la ermita fue sacada, piedra a piedra, de la Lagoa de Baldaio, área ecológica de gran interés ornitológico, con algunas nutrias (ver "Guía de espacios naturais de Galicia", Galaxia, Ignacio González). La iglesia de Lema tiene una bonita fachada barroca.


Textos:
Luis Antonio Giadás Álvarez / Xan Fernández Carrera

RUTA 2

Salir de Carballo hacia Porto de Rama (área recreativa), cruzar a pie hacia Bértoa. Allí, en coche, llegar al Muiño da Cheda y cruzar el Anllóns, hacia el Bosque do Añón. En Verdillo estaba la cárcel de la jurisdicción de Bergantiños, al lado de la iglesia de San Lourenzo, y era sonada la Feira de Verdillo, ya que la carretera Coruña - Cee pasaba por allí hasta que el redescubrimiento de las termas de Carballo, a mediados del S. XVIII, desvía la carretera por Carballo. De Campo de Verdillo, seguir hasta Sofán y San Bieito de Paradela (quitar el meigallo), seguir hasta Aldemunde (al final del pueblo, restos de un dolmen).

Volver a Sofán y seguir hacia San Adrián da Piña: a la derecha queda el castro más pequeño de Bergantiños, el de Guntián, antigua Torre Asperón. En San Adrián, fuente milagrera de las berrugas. Volver a Sofán y seguir hacia Vilardefrancos ( pazo-fortaleza con el roble casamentero de San Antonio y, en la lareira de enfrente, un curioso peto oratorio). Enlazar en A Brea con la carretera Carballo - Santiago (desvío opcional al puente romano-barroco de Lubiáns) y seguir la recta de Rus: iglesia de Ardaña y su rito de quitar la sombra a los niños, pasándolos por encima de la imagen de San Vicente; en la carretera, a la derecha, hacia Traba y San Roque de Coristanco, está la Braña Moura (llamada así porque se había ahogado un gato negro), donde hubo una ciudad asolada.

En la carretera de la izquierda de este cruce de la recta de Rus está la Igrexa de Rus, la mejor fachada barroca de Carballo, rareza arquitectónica que se debe a los monjes de San Martiño Pinario, señores del Couto de Rus. Próximo a ella la ermita de Santa Eufemia (área recreativa), se dice que erguida por un cura, en acción de gracias por haberse podido esconder de los carlistas. Cerca de allí, la cascada ( muy descuidada) de Caxín.

Volver a Santa Eufemia y seguir hacia a Silva: aldea de Ferrol, con la capilla a San Ferreol y donde podéis aprovechar para curar las hemorroides si os sentáis en la piedra que está en el lugar. Retomar hacia Anxeriz y bajar a Entrecruces. A la derecha, seguimos hasta la Férveda, imponente, aparcando en la capilla de un santo exclusivo de Bergantiños: San Paio de Xaneiro, o sea, San Paulo o Ermitán. Próximo a la ermita, escondida entre las zarzas, la fuente de Amén Xesús, donde se lavaban los pañuelos de los endiablados, para sacarles los pelos y las plumas de los animales que los habían embrujado. En Entrecruces hubo, a mediados de este siglo, una virgen que "lloraba".

Textos:
Luis Antonio Giadás Álvarez / Xan Fernández Carrera

Enlaces

Hemeroteca