BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 28/04/2017
LA RUTA TURÍSTICA DE LOS FACHOS DE GALICIA. Por José Ramón Insua Trava.

Por: José Ramón Insua Trava.

Parece como si las únicas rutas turísticas de Galicia fuesen sus Caminos Jacobeos.

Desde luego, la de los FACHOS es bastante, geográficamente hablando, más hermosa. El problema es que está sin crearse y promocionarse.

El tema de los fachos, trozos, sargentías mayores y caudillatos no es muy conocido. En 1.670, Domenico Laffi relata: En el Monte Facho de Fisterra hay una torre y está hecha para encender fuego en su parte alta. Está aquí porque, de todas las naciones que navegan por el Océano, todos pasan a conocer este Cabo Fisterrá y muchas veces desembarcan en la Villa provocando muchos daños. Con el fuego de dicha torre se hacen señales a las villas vecinas, las cuales sucesivamente de unas a otras se pasan el aviso de peligro por lo que en una hora todo el Reino de Galicia está sobreaviso y acuden armados hacia aquel cabo para defenderlo.

Para aclararnos todo esto y más, está la obra de D. José Cornide Descripción circunstanciada de la costa de Galicia, y raya por donde confina con el inmediato Reino de Portugal. De norte a sur, los fachos son los siguientes: Facho del castillo de San Damián, Porto Rinlo, Preguntorio de Foz, Burela, Viveiro, Ribadeo, San Ciprián, San Clemente de Moras, San Xulián de Faro, Santa María de Suevos, San Estebo do Val, Bares, Espasantes, Santa Marta, Capelada, Cedeira, Prior, Doniños, A Coruña (Monte de San Pedro), Sorizo, Cai¢n, Razo, Malpica, Nariga, Corme, Monte Tosto, Lourido, Touriñán, A Nave, Fisterra, Bouzas, Coruxo, Monteferro, Cela, Mougaz, Oia, A Guardia, Santa Tegra y San Xulián.

Desde luego esta ruta turística es histórica, amplia y variada. Entro los siglos IX-XII, las costas gallegas se vieron atacadas por Vikingos, vándalos y musulmanes. En los siglos XV,XVII, XVIII y XIX, lo hicieron ingleses, franceses, holandeses, etc.

Estos últimos ataques al litoral gallego hicieron que los nativos creasen una red de fachos que se intercomunicaban mediante humo o fuego cuando alguno de ellos divisaba barcos peligrosos. Además avisan al jefe de los trozos, grupos de cien hombres armados, y la villa o villas se disponían para su defensa.

La forma de estos fachos era variable pero todos se ubicaban en sitios de muy buena visibilidad por lo cual, desde ellos las panorámicas que se observan son muy bonitas.
La Ruta Turística de los Fachos sería una creación original e instructiva, además de hermosa.  

Hemeroteca