BUSCADOR






23º Año - 5ª Época - 21/09/2019
EL TOPÓNIMO DE A COSTA DA MORTE. Por: José Ramón Insua Trava.

Por: José Ramón Insua Trava.

Sobre el origen de este topónimo tenemos las versiones de Carré Aldao, X. Enrique Rivadulla Porta, García de la Riega y la del profesor José Baña Heim de la que salienta la parte en la que afirma que gran parte de los naufragios tuvieron lugar durante o día. Añade que por muy potentes que fuesen los faroles que se poseían en los cuernos de las vacas o las luces de las hogueras que, según la Leyenda Negra se encendían en las cumbres de las montes, difícilmente se podían confundir con las de los barcos o faros.- Que razón tiene Baña!

En sus orígenes, la navegación era solo diurna. Cuando también si fijo nocturna, los marineros enseguida se dieron cuenta de la necesidad de poner luces en los barcos para evitar choques. Cada nación tenía su sistema de iluminación para los barcos, pero esta solución no era acertada. Así, en el siglo XIX, tuvo lugar en Londres una Reunión Internacional para acordar el número de luces y los sitios donde debían estar colocadas en las embarcaciones que navegaran de noche.

Téngase en cuenta que de los 201 naufragio que recoge Baña en su libro, 41 se registran en el siglo XIX y 120 en el XX, cuando la susodicha normativa estaba vigente. Jamás se puede andar por el mar de cualquier manera, es muy peligroso.

Además en el Arco de Fisterra, Costa da Morte, ya existían en el siglo XIX los faros de la Torre de Hércules, islas Sisargas, Vilán, Touriñán, Fisterra, Lobeira Grande y cabo de Cee. El Carrumeiro Pequeno se levantó en 1917. Vemos pues que el Arco de Fisterra contaba con un número respetable de Señales Marítimas cando se produjeron la mayor parte de los naufragios que dieron origen a Leyenda Negra de A Costa da Morte.

Todavía hay outra razón que muestra la falsedad de esta leyenda: Cuando hay mal tiempo, los barcos , os barcos se distancia de los escollos del litoral y navegan lejos de la peligrosa costa. Un velero que navegue en perfectas condiciones con temporal, no tiene ni una sola razón para que acercarse a costa y sí muchas para alejarse de la misma.

Si surge abordo una avería grave que le impida seguir navegando, entonces intentará hallar el sitio más seguro, si puede gobernar el barco, o si existe, cosa harto difícil en el Arco de Fisterra. El barco así herido, naufraga.

El topónimo Costa da Morte y su Leyenda Negra, nacieron en la ciudad de A Coruña.

Relata Enrique Chao Espina que cerca de la Torre de Hércules, vivía la viuda de un hidalgo militar con su hijo. Este joven se enamoró de la hija de otro hidalgo militar, amigo de su padre, que vivía en Santa Cruz.

Un mal día, la madre del joven fue a pedirle la mano de la chica al amigo de su marido que le dijo que sí siempre y cuando ella tuviese más dinero de los que ya tenía. Regresó la mujer a su casa, la cual rodeó de troncos con faroles que mandaba encender cuando había temporal pues el Faro de la Torre de Hércules ya no funcionaba.

De esta manera, los naufragios fueron abundantes y la viuda se hizo rica. Tal zona no tardó en ser conocida como Costa da Morte. Al fin de esta leyenda la obviamos por ser muy conocida la pieza de teatro que la aborda.

Cuando tuvieron lugar los naufragios en el Arco Fisterrán, esta leyenda fue recordada y cambiado el sitio de su nacimiento. .

Vemos pues que la actual Leyenda Negra de la actual Costa da Morte ni siquiera es original y si una mala copia. 

Hemeroteca