BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 25/03/2017
URBANO LUGRíS POR MALPICA
Relación entre el ingel pintor y Malpica

Lugrís

En el hogar de los pensionistas cuelgan cinco murales que conversan cada día con los viejos marineros ya derrotados de la pesca a la ardora.

En ellos Lugrís reescribió leyendas como las que salen del suelo de las Sisargas o de ese mundo submarino que recuerda la ciudad desolada de los Bajos de Baldaio. La caza de ballenas, por lejanos mares, nos habla de la antigüedad de esta villa marinera.

Lugrís

Otros murales encuadran esta villa en la geografía de la Costa da Morte, con sus escarpados acantilados o allí donde, en la rosa de los vientos, se escucha el sonar de una vieja melodía.

Un tríptico marinero, enmarcado en su pañuelo, nos enseña un drama en tres lances. Los trípticos hagiográficos, que presentan las leyendas y atributos iconográficos de imágenes religiosas malpicanas y universales, nos ofrecen, como exvotos, como mensaje comunicativa, sus símbolos y sus leyendas.

Lugrís

Como pintor de los fondos marinos, Urbano Lugrís supo sumergirse en la identidad de esta villa marinera. Aquí, en Malpica, en el canto de una sirena, Lugrís andaba a la procura de aquellos cazadores de ballena, que dibujaban el mar como si por los ronseles de la isla de San Brandán fuesen guiados.

Hemeroteca