BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 25/04/2017
Actualidad
28-10-2002

PATRIMONIO DE TODOS

En los últimos días, la Dirección Xeral de Patrimonio se ha visto obligada a intervenir a causa de dos obras de particulares que afectaban al patrimonio arqueológico y cultural y que no contaban con la correspondiente licencia. Sendas actuaciones correspondieron al municipio de Vimianzo. En elo lugar de Lavandeira, parroquia de Castrelo, las obras de explanación de una finca derribaron parte del castro de O Sino, quizás el mejor conservado de los 14 con los que cuenta el municipio. El Servicio de Patrimonio paralizó también las obras de reforma en las Torres de Cereixo hasta que su propietario presente el proyecto de actuación. Desde la Web Costa da Morte tuvimos siempre una especial preocupación por el patrimonio natural, cultural y arqueológico de nuestra zona; por eso quisimos conocer la opinión de un miembro de la Asociación Cultural Adiante Soneira, que desde 1997 viene defendiendo y promocionando el patrimonio cultural y natural de las tierras de Soneira; entre las que se incluyen las de Vimianzo, dónde la Asociación tiene su sede. Roberto Mouzo participó ya en 1986 en el inventario de patrimonio arqueológico realizado por el Concello de Vimianzo. Es miembro de Adiante Soneira y autor de diversas rutas turísticas sobre la Costa da Morte. Roberto nos contó que el castro de O Sino está catalogado en Patrimonio con el nombre de Citania de Vilaseco o Igrexa Vella; por la proximidad al lugar de Vilaseco, dónde también se registró el dolmen de Arquiña, y quizás porque había una iglesia al pié del castro, que fué trasladada a su ubicación actual en 1714. El campanario estaría situado en una zona alta del castro, de ahí el nome de O Sino, o sonido de la campana. Preguntado por la responsabilidad de las Instituciones Públicas en este tipo de casos; así como en la recuperación, conservación y promoción del patrimonio arqueológico, R. Mouzo afirmó que la implicación de las Instituciones las levaría también a informar a la gente del patrimonio cultural con el que cuenta. Es necesario tener constancia de que el dueño conoce lo que tiene. Señaló que el castro de O Sino es recuperable y que el Concello, en la medida de sus posibilidades, debería actuar en este sentido; pues estas actuaciones puntuales arrastran a otras; como por ejemplo las excavaciones de Borneiro, que atraen a muchos visitantes y así se ve su utilidad pública. En este sentido, Mouzo indicó que las actuaciones de Patrimonio están demasiado en las manos de arquitectos y no tanto en las de los arqueólogos. Importan las grandes obras con nombre propio y es mejor ser más humildes; así serían más eficaces. Por ejemplo, en la recuperación de Dombate van gastar más en el cierre que en la propia excavación. Por último, y en referencia al proyecto del Parque Arqueológico de la Costa da Morte, Roberto afirmó que aún no es seguro que el proyecto vaya adelante, lo que sería una lástima porque tendría una importante repercusión al favorecer el turismo cultural y por su enorme interés científico. Lo ideal sería combinar estudio científico con utilidad pública.

Enlaces

Deja aquí tu comentario








Hemeroteca