BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 18/08/2017
Actualidad
17-11-2000

Los populares de Galicia rechazan la moción de censura y ameazan con la expulsión de los ediles firmantes.

EL PP DE CAMARIÑAS PRESENTA UNA MOCION DE CENSURA

Si el pasado lunes fue una jornada de nervios, la semana presentase lo fue de pasión, y llena de frases para la posteridad. Radio Nordés-Cadena SER, logró ponerse en contacto con el edil del grupo mixto, Antonio Castro, que si nada cambia el próximo día 24, dará la alcaldía al Partido Popular, y a su líder en Camariñas, Ruperto Mosquera. Castro Pardiñas, quiso antes de nada, contestar las afirmaciones llegadas desde el Partido Socialista, y las hechas ayer por el alcalde de este partido en Camariñas, Bautista Santos. Desde el principio, Antonio Castro, dijo que no se vendía, y respecto al alcalde de Camariñas, Bautista Santos, que lo acusó de judas y pesetero, dijo que vé demasiadas películas. Entonces, ¿cual fué la razón de este apoyo a una moción de censura popular?. Antonio Castro, es firme. El tiene unas condiciones, que asegurarán su voto, y que consisten en la realización por parte de los populares, tras su entrada en el gobierno, de una serie de obras necesarias y demandadas por la gente, en la opinión del edil tránsfuga. Antonio Castro, negó tener problemas económicos que puideran motivarlo a aceptar un pago económico a cambio de su voto. Dice que esta afirmación le provoca risa. Pero, además, el edil camariñán, quiere dejar claro que su voto de favor a los populares sólo se mantendrá en el caso de que se cumplan las condiciones que les impuso. En el caso contrario, no descartaría cambiar de opinión en el futuro y volver a apoyar al actual grupo de gobierno. Además, Antonio Castro, piensa que esta situación no va a provocar enormes cambios en su vida, ni en su relación con los vecinos de la villa; ya que considera que está respondiendo a una demanda popular en favor de un cambio. Afirmó que sigue siendo de izquierdas, y la situación no le parece nada agradable porque sus creencias políticas son diferentes a las de los populares, y se mantiene en ellas; pero afirma que las cosas se estaban haciendo mal desde el gobierno socialista y se necesita el apoyo de un gobierno municipal en sintonía con el gobierno en la Diputación y Autonomía. En el último capítulo de esta historia; este mismo juves 16, el señor Castro renunció a su intención de apoyar la moción de censura, según aseguró por reiteradas amenazas de muerte.

Deja aquí tu comentario








Hemeroteca