BUSCADOR






21º Año - 5ª Época - 26/03/2017
Actualidad
30-10-2001

Rafael Lema Mouzo, presidente da Asociación Blas Espín y único detenido en la operación Serpent del Seprona, reacciona con un comunicado público.

OPERACIÓN SERPENT O OPERACIÓN CHATARRA

El pasado viernes, la Guardia Civil informaba de la recuperación de una importante partida de piezas arqueológicas, y de la detención de un vecino de Ponte do Porto que podría estar relacionado con estos objetos. Eran 124 piezas, correspondientes a diversos períodos históricos, e incluso de la prehistoria. El único detenido por estos hechos fue Rafael Lema Mouzo, presidente del centro Blas Espín da Ponte do Porto, por un presunto delito de apropiación indebida del patrimonio. Segundo la declaración del Seprona, en un almacén de su propiedad fueron encontradas las 124 piezas catalogadas por épocas y de las que ninguna institución estatal o autonómica tenía constancia alguna. Con esta detención, y la recuperación de estas piezas se daba por cerrada la primera fase de la operación que la Guardia Civil tiene denominada como serpent, y en la que participaron efectivos de este cuerpo en Noia y Corcubión. Rafael Lema Mouzo declaró en primer instancia que estos sucesos se produjeran por una falta de coordinación entre las administraciones, y que pronto quedaría despejada y clareada. Ahora viene de emitir un comunicado en el que afirma que la colección requisada por la Guardia Civil, y supuestamente compuesta segundo este estamento por piezas desconocidas para la Administración, es pública y notoria desde hace más de 15 años. Las piezas, más de 124, formarían parte de una colección que habría sido mostrada públicamente en gran número de exposiciones y actos, a los que segundo Lema Mouzo tendrían asistido también miembros de la Guardia Civil, investigadores, y visitantes en general. En la misma nota el presidente de Blas Espín también afirma que las piezas más importantes, forman parte de un catálogo de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural. Otras fueron fotografiadas este mismo verano por técnicos de este organismo por lo que, según Rafael Lema, se demostraría que son más que conocidas por la Administración. Para terminar Lema Mouzo quiere denunciar lo que considera una actuación digna de un país tercer mundista por parte de los agentes del Seprona que requisaban la pasada semana las piezas, a los que tilda de fantoches y a la propia operación de Operación Chatarra, e de no tener descubierto nada más que un museo, visitado en múltiples ocasiones. Lema termina indicando que no parará hasta dejar en la antología del desastre la actuación policial que sufrió, además de exigir la inmediata devolución de las piezas requisadas, en lo que considera una acción llena de abuso de la autoridad y producto de una denuncia hecha de mala fe.

Deja aquí tu comentario








Hemeroteca