BUSCADOR






23º Año - 5ª Época - 19/09/2019
Actualidad
28-05-1998

El trabajo de siembra del maiz coincide con numerosas romerías en las que los fieles demandan o agradecen remedio para los males.

BUEN TIEMPO EN A COSTA DA MORTE

Nunca llovió a gusto de todos. En Galicia el buen tiempo es buen tiempo "asegún", es decir, dependiendo del tiempo que queremos que haga. En ocasiones buen tiempo es llover, en otras es que venga el sol y seque la hierba. Ahora hace sol. Se acaba el trabajo de siembra del maíz y aún se plantan las patatas más tardías cuando otras ya están nacidas y es hora de quitarles las malas hierbas. La causa de estas coincidencias en el trabajo fue la tardanza de los días soleados y largos que se hicieron esperar hasta bien entrado mayo. Esta circunstancia de lluvias en épocas tan avanzadas del año, que no debe alarmar a nadie pues es normal y necesario para otras labores agrícolas, obliga a los labradores a trabajar contra reloj y, nunca mejor dicho, "de sol a sol". A todo esto hay que sumarle los días santos que los agricultores respetan devotamente, no haciendo trabajo de labrar en la tierra, y aprovechándolos igual para actividades de diario. Son estos días de Fe los pocos, por non decir únicos, en los que no se trabaja, como bien hizo un gran número de gente para dirijirse a Montetorán "onde tódo-los tolos van" (a donde todos los locos van, según el dicho popular). Esta típica romeria de Bamiro, en el Concello de Vimianzo tiene un aumento de feligreses en estos últimos años, debido a que va muy bien para el estrés. También coincide en estas fechas la romeria de Sta. Ana, en el lugar de Rabadeira, Concello de Coristanco, en el cual se pide que mujeres y vacas tegan leche. Se acerca también la festividad de la Saleta, donde la virgen, cuya imagen lleva el pelo real de una doncella del lugar, va en procesión por toda la parroquia de Erbecedo al tiempo que los lugareños cubren de hierbas (espadañas, hinojo, helechos, bojes, claveles salvajes...) sus casas y las carreteras para las buenas cosas que cada uno quiera.

Deja aquí tu comentario








Hemeroteca